Cargando video...

Revelan conspiración en el Vaticano para sacar a Benedicto XVI y reemplazarlo por Francisco

La trama fue sacada a la luz pública por el cardenal Godfried Danneels de Bruselas, quien no duda en tratar de “mafia” al grupo de clérigos encargados de la operación.

Corrían los primeros días de 2013, el mundo caía sorprendido ante la renuncia de Joseph Ratzinger, Benedicto XVI, a la Silla de Pedro y a dejar de ser el “representante del poder divino en el mundo terrenal”.

Se trataba del primer Pontífice en tomar aquella decisión en los últimos mil años y las voces conspiratorias comenzaron a exhalar cada vez con mayor fuerza. Sus círculos más cercanos acusaron chantaje mientras que el dimitido Papa aseguró no “haber recibido presión para dejar su cargo”.

Pues hoy muchas de las teorías sobre el chantaje para sacar a Ratzinger de la cabeza eclesiástica hoy tienen un peso bastante más contundente tras la publicación de la biografía de Godfried Danneels (83), Cardenal Emérito de Bruselas, obra escrita por Jürgen Mettepennigen y Karim Schelkkenf.

En el repaso de su vida, el clérigo retirado se refiere jocosamente como “mafia” al grupo que él junto a otros cardenales europeos conformaron para evitar la elección de Ratzinger, labor en la que claramente fallaron, y crear presión para sacarlo del máximo rango católico.

La misión de esta mafia: modernizar y “sacar las telarañas” de la Iglesia para adaptarla a los tiempos modernos. Para ello había que entronizar a alguien que se mostrara dispuesto a barrer con las malas prácticas en el Vaticano, el argentino Jorge Bergoglio, hoy Francisco, fue la carta bajo la manga de este grupo de presión.

shutterstock_162800954

No obstante, dicen que la Iglesia es santa, pero los Sacerdotes son pecadores. Muchas dudas han recaído sobre el grupo de clérigos que se reunían en los pasillos de una abadía en Suiza para realizar sus planificaciones. Muchos recordarán las cuatro cartas que envió Bergoglio desde Argentina cuando ese país permitió el matrimonio homosexual, en las que de manera férrea se refería a la medida como “una mentira para engañar a los hijos de Dios”.

Incluso, aún resuenan en la Ciudad de Dios los votos justos que dieron pie a que Bergoglio fuera quien permitiera la emanación de humo blanco, ¿será el golpe de timón de esta mafia? Nadie olvida hoy sus recordadas políticas en pro de los tiempos modernos sobre el divorcio, el aborto y la homosexualidad, en contraposición a sus polémicas cartas en Argentina, según publicó Infobae.

¿Quién manda realmente en la iglesia? ¿Existe en el vaticano una suerte de teatro de títeres? Opina en los comentarios.

Fotos: Shutterstock

pixel