En Vivo

Uno de los testigos de la escena, tras ver que el hombre no entraba en razón, decidió decirle que estaba discutiendo consigo mismo. 

El exceso de alcohol tiene diversos efectos en las personas, los cuales pueden ir desde ocasionar peleas hasta generar divertidas situaciones, a raíz de la falta de conciencia y confusión que genera lo que se está haciendo.

Precisamente esto último fue lo que le ocurrió a un hombre en Rusia, quien en evidente estado de ebriedad se puso a discutir con su propio reflejo en un espejo del local, puesto que “no lo dejaba pasar”.

La escena fue grabada por uno de los testigos que, tras varios minutos, tuvo un acto de solidaridad y lo ayudó a encontrar el camino correcto.

¡Mira el video!