En Vivo

Gritó casi sin parar en el concierto de su banda preferida y terminó en urgencias por esta razón

Al día siguiente del recital, la joven comenzó sentir que le faltaba el aire para respirar y decidió pedir ayuda profesional.

Todo ocurrió cuando una joven, de 16 años, de Texas, decidió asistir al concierto de One Direction. Al ser fanática a más no poder de la agrupación, la chica estuvo todo el recital cantando y gritando por sus amados ídolos.

Sin embargo, al otro día empezó a sentir que el aire le faltaba, por lo que optó por dirigirse a un recinto hospitalario. Los doctores comenzaron a averiguar cuál podría ser el problema y llegaron a la conclusión de que la joven no tenía antecedentes de algún tipo de afecciones pulmonares.

En esa línea, tampoco había presentado tos o dolor de garganta durante las últimas horas y descartaron que efectivamente le faltara aire. No obstante, después de un rato, llegaron a un diagnóstico inesperado.

Y es que tras apretar los dedos en la parte frontal del cuello y pecho de la joven, los doctores escucharon algo parecido a un crujido bajo su piel, lo que correspondería a “crepitus”, padecimiento en el que el aire viaja en el tejido, por debajo de la piel, según indica Gizmodo.

Cabe decir que sumado a esto, los pulmones habían sufrido un colapso y, pese a padecer diabetes tipo 1, la adolescente no tenía nada en su sangre. Pero, según el doctor Mack Slaughter, la única posibilidad es que la joven tuviera un agujero pequeño en algún lugar del tracto respiratorio que le impedía respirar con normalidad.

A pesar de que la joven se mejoró a los pocos días, lo cierto es que el caso llamó la atención, pues solo se ha registrado un caso donde el aire había quedado atrapado en el cuello.

Fotos: Shutterstock / Instagram.

pixel