En Vivo

El actor de Star Wars propuso el nombre de su fallecida compañera para que ocupe el lugar que ahora tiene el gobernante. 

El pasado 25 de julio, un individuo destrozó con una picota la estrella de Donald Trump en el paseo de la fama de Hollywood. Aunque Cámara de Comercio señaló su intención de restaurarla, la reposición ha generado criticas por parte del consejo que gobierna Hollywood Oeste.

Esto debido a los ataques y la forma despectiva en que Trump se ha referido a las mujeres. Por ello, el consejo ha pedido que no se restituya la estrella del gobernante.

Esto motivó a Mark Hamill, actor que interpreta a Luke Skywalker en Star Wars, a que la estrella destruida sea remplazada por una dedicada a Carrie Fisher, fallecida en diciembre de 2016.

“¿Y si la reemplazan por alguien que realmente lo ganó? como Carrie Fisher”, escribió en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, para que este deseo se haga realidad, deberán pasar unos cuantos años, ya que según las reglas que rigen el Paseo de la Fama, para entregar una estrella a alguien ya fallecido tienen que pasar cinco años desde la fecha de su muerte, por lo que Fisher podría tener su estrella recién en 2021.

Fotos: Shutterstock