En Vivo

La modelo reveló que la decisión de seguir o no con la marca de lencería se la dejó literalmente al azar.

Gisele Bündchen es reconocida internacionalmente por su belleza y estilo, además de haber sido la modelo mejor pagada del mundo durante 14 años seguidos.

La brasileña, cuando tenía solo 19 años, firmó con Victoria’s Secret, una de las marcas más reconocidas de lencería en la que miles de modelos matarían por trabajar.

En 1999 la modelo firmó un contrato por 20 millones de dólares lo que le dio una seguridad financiera, por lo que no dudó en renovar por cuatro años más. Sin embargo, con el tiempo comenzó a sentir pudor en las pasarelas y se cuestionó si seguir o no trabajando con la marca, según indica El País.

“Durante los primeros cinco años me sentí cómoda desfilando con lencería, pero a medida que pasaba el tiempo me sentía cada vez menos relajada cuando me fotografiaban caminando por la pasarela con solo un bikini o un tanga”, cuenta en su libro autobiográfico Lessons: My Path to a Meaningful Life.

Aunque estaba agradecida de la oportunidad y la seguridad financiera que le daba trabajar con Victoria’s Secret, en 2006 se planteó dejar la marca de lencería. Lo curioso es que la decisión se la dejó literalmente al azar.

Arrugó dos pequeños trozos de papel y los colocó en una taza de té vacía. En uno escribió la palabra Sí y en el otro la palabra No. “Cerré los ojos y me dije a mí misma: ‘Cualquier pedazo de papel que elija será lo mejor para mí”, señala en su libro.

El azar quiso que saliera el papel con la palabra No, por lo que en 2007 Bündchen dejó de ser una ángel de Victoria’s Secret. “Fue la respuesta que inconscientemente quería escuchar, y también creo que fue la respuesta que mi cuerpo quería escuchar”, señala.

Fotos: Shutterstock

pixel