Las estremecedoras y desgarradoras imágenes de una madre dando a luz a su bebé muerto

Sarah Jade afirmó que jamás se arrepentirá de haber pedido que registraran el momento, para así poder sanar la herida.

No hay nada peor para una madre que perder a un hijo. Bien lo sabe Sarah Jade, una mujer australiana de 33 años, que dio a luz a su hijo Aksel Jude después de que falleciera en el útero.

El bebé de 33 semanas murió tras graves complicaciones en el desarrollo de su cerebro y que lo hicieron incompatibles con poder seguir viviendo.

La fotógrafa Lacey Barratt capturó el devastador momento que vivió Sarah de principio a fin. Sin embargo la madre afirmó que la desgarradora sesión de imágenes la ayudó a ella y a su esposo Tim, de 34 años, a honrar la memoria de su hijo.

“Quería un nacimiento hermoso”, afirmó la madre.

Los médicos se mostraron extremadamente preocupados por el desarrollo del cerebro de Aksel en al revisarlo en un escáner a las 20 semanas de embarazo. Sarah fue sometida a una serie de pruebas, entre ellas una resonancia magnética.

Trágicamente, los peores temores de Sarah se confirmaron cuando su hijo fue diagnosticado con una anormalidad cerebral llamada polimicrogiria. Su condición era tan grave que no hubiera podido sobrevivir.

“Nuestro médico nos dijo que nuestro bebé no podría sobrevivir fuera del útero. Y si de alguna manera, sobrevivió milagrosamente al nacimiento, lo más probable es que falleciera poco después”, dijo Sarah a The Sun.

Todos pudieron despedirse del pequeño Aksel, incluido su hermano de 3 años Arthur. El matrimonio asegura que jamás se arrepentirán de haber pedido que tomaran esas fotos.

“Nunca me arrepentiré de haber tomado esas fotografías. Es algo a lo que debemos aferrarnos por siempre. Toda nuestra familia vio a Aksel y se despidió. Dejarlo ir es lo más difícil que hemos tenido que pasar”, aseguró Sarah.

Fotos: Instagram / Facebook

pixel