En Vivo

Ante la emergencia, el oficial se vio obligado a decirle al conductor que siguiera su camino.

En ocasiones las cosas no salen como uno las planea, bien lo sabe un oficial de policía de Florida, Estados Unidos, que quiso cursarle una multa a un conductor que iba a exceso de velocidad, pero lamentablemente terminó con la patrulla en llamas.

Todo se inició cuando el policía vio que en la pista en sentido contrario iba una camioneta a más de 140 kilómetros por hora en una zona de 110 k/h.

Al verlo, la autoridad no dudó en dar vuelta en U y alcanzar al vehículo. Sin embargo, cuando se detuvo en el medio de la autopista para cursar la infracción, desde la patrulla comenzó a salir humo. Solo fue cosa de segundos para que las llamas comenzaran a salir por el capó.

¿La razón? 

El vehículo del policía alcanzó fácil los 220 kilómetros por hora (para lograr alcanzar a la camioneta) y al detenerse en mitad de la autopista el calor de la parte inferior de la patrulla prendió rápidamente el pasto seco que había en el lugar.

Ante la emergencia, el oficial se vio obligado a decirle al conductor que siguiera su camino.

Foto: Captura de video

pixel