En Vivo
La situación ocurrió en Australia y pese a lo frecuente de este tipo de hechos, causó preocupación entre sus familiares.

Todo comenzó cuando una residente de la ciudad australiana de Mackay, de 12 años, se dirigió a su habitación para dormir. Pese a que todo se estaba desarrollando con normalidad, su sorpresa fue mayor cuando se dio cuenta de lo que había entre las sábanas de su cama: una enorme pitón.

De acuerdo al sito RT, al ver al reptil, la pequeña comenzó a gritar, saliendo inmediatamente del recinto, aún cuando su familia aseguró que ya “ha tenido bastantes experiencias con serpientes”, debido a lo frecuente de este tipo de situaciones en dicha localidad.

Cabe decir que, al menos, se trataba de una serpiente pitón de alfombra, no venenosa, por lo que sus padres la capturaron y la soltaron al exterior.

“Les digo que siempre estén atentos a las serpientes mientras juegan afuera. Son muy buenas escondiéndose y moviéndose a través de la hierba sin ser vistos”, precisó la madre de la niña.

Fotos: Shutterstock.

pixel