En Vivo

Los conserjes del condominio sospecharon del sujeto y llamaron a Carabineros.

Un hombre intentó pasarse de listo con una pobre anciana con Alzheimer y le hizo creer que era alguien conocido de la familia y así ingresar a su hogar y robarle diversas especies. Tan desprotegida estaba la abuela que en su confusión llegó a servirle desayuno al delincuente.

El hecho ocurrió en un condominio de departamentos en la comuna de Ñuñoa, donde el sujeto llegó a la portería y se identificó como Martin Frisher. A los guardias les dijo que había sido enviado por la hija de la abuela.

Sin embargo, el relato del hombre no convenció a un portero quien decidió llamar a Carabineros. Al llegar al departamento, los oficiales le consultaron por la persona que había llegado hace un momento, a lo que la anciana respondió que no sabía nada, según informa La Cuarta.

Los policías comenzaron a buscarlo en el inmueble hasta que lo encontraron escondido en un clóset. Ahí explicó que lo había enviado la hija de la víctima. Su mentira se derrumbó cuando llamaron a la persona aludida y negó todo.

Los carabineros confirmaron que el sujeto había reunido varios objetos para llevarse. La autoridad sospecha que el sujeto trabajaba junto a otros delincuentes que operaba desde alguna cárcel de la ciudad.

Fotos: Shutterstock

pixel