En Vivo

Gayle Newland, una mujer de 25 años es la protagonista de una insólita historia que tiene como eje central un engaño difícil de creer.

Gayle Newland, una mujer de 25 años de Willaston, Inglaterra, es la protagonista de una insólita historia. Durante dos años se hizo pasar por hombre y sedujo a su mejor amiga. Incluso ocupó prótesis de pene para tener relaciones sexuales durante sus citas.

La joven, se hizo pasar por el novio de una amiga suya. Así, Newland se convirtió en Kye Fortune, un hombre de origen “latino-filipino” que conoció a la víctima de este engaño mandándole una solicitud de amistad en Facebook. Durante 2011 hasta 2013 mantuvieron una fluida relación a través de Internet.

La mujer fingió que su “álter ego” masculino padecía un tumor cerebral cuyo tratamiento le había producido unas desagradables cicatrices en el rostro, motivo por el cual no quería conocer físicamente a la mujer con la que llevaba casi dos años manteniendo un relación telefónica.

“Él me dijo lo mucho que le había ayudado a conseguir a través de su enfermedad. Era un signo, debemos casarnos, tener hijos, íbamos a hacer todo tipo de cosas”, dijo la denunciante a la policía.

En ese mismo tiempo, conoció a Newland. Ambas mujeres se convirtieron en amigas cercanas. La “enamorada” le contó sobre Fortune y le dijo: decidimos reunirnos en persona en un hotel de Chester.
La víctima declaró que Fortune le pidió que se pusiera una venda, una máscara para dormir y una bufanda. Fortune, supuestamente, había salido de un hospital privado de Manchester para acudir al encuentro. “Él llegó antes”. La esperó en el baño. Le dijo que “le preocupaba el aspecto que tenía” y que “no podía caminar bien”.

Luego de sus extrañas peticiones, ambos tuvieron relaciones sexuales hasta que Fortune dijo que tenía que volver al hospital. Los encuentros se repitieron varias veces entre febrero y junio del 2013. Pero la verdad se descubrió en el último acto.

Sigue leyendo la nota acá.