En Vivo

La chica no sabía qué hacer y a pocas horas de su examen decidió recurrir a la aplicación de citas.

Maddi McMaster es una estudiante británica a quien no le va bien con los números. La chica ha pasado por el trago de suspender cálculo dos veces y la idea de enfrentarse al tercer examen la tenía al límite.

La joven no es una estudiante modelo y suele dejarlo todo para última hora. El drama, en este caso, llegó cuando el amigo que le suele ayudar no estaba disponible para prestarle su apoyo, publica Mashable.

Tras 45 minutos mirando los problemas se dio cuenta de que no iba a ser capaz de solucionarlo ella sola, por lo que recurrió a un plan B para encontrar ayuda con el estudio: Tinder.

Maddi publicó una foto en la que se le ve con un cartel que dice “necesito ayuda con el cálculo”, junto a una bio en la que explicó que tenía examen el día siguiente “y no tengo ni idea de nada”. Comentó donde estaba y pidió ayuda. “Solo dame match si eres bueno en las mates”, agregó.

“No llegué a quedar con nadie”, explicó, “pero tuve muchos mensajes ofreciendo ayuda”. También lo tuiteó, haciéndose viral y acabó recibiendo incluso mensajes privados de Instagram ofreciendo ayuda. Todavía no sabe si ha aprobado o no, pero lo que sí parece que ha decidido es cambiar de rumbo. “Ya me he apuntado a cursos de psicología que incluyen ciencia, pero una versión mucho más digerible”, confesó.

Foto: Twitter.

pixel