En Vivo

La chica sufre hace varios años este desorden y decidió escribir 15 puntos para que explicar lo que siente. 

Kelsey Darragh tiene 27 años y desde su adolescencia sufre de ansiedad y crisis de pánico, trastornos con los que ha debido aprender a vivir, como lo hacen millones de personas alrededor del mundo.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la ansiedad se define como una anticipación de un daño o desgracia futura, acompañada de un sentimiento desagradable y/o de síntomas somáticos de tensión. En los casos más graves, como es el caso de la joven estadounidense, esas sensaciones pueden llegar a ser paralizantes, lo que resulta realmente preocupante y frustrante para los pacientes.

Sin embargo, para quienes no lo padecen es muy difícil de entender. Es por esta razón que Kelsey decidió escribir una honesta y conmovedora lista dirigida a su novio, para que pueda comprender su problema y lo que ella está atravesando, y en la que expresa con claridad lo que siente y cómo él puede ayudarla.

“Tengo desorden de ansiedad y pánico. Mi novio no los padece… pero quiere entender para poder ayudarme. Así que le hice esta lista. Siéntanse libre de compartirla con sus seres queridos que necesitan de una guía”, escribió en Twitter Darragh, quien trabaja en BuzzFeed desde hace años.

A continuación la lista traducida:

1. Ten claro que tengo miedo y que no seré capaz de explicar por qué, así que no te asustes.

2. Encuentra mis medicamentos si están cerca y asegúrate que los tome.

3. Los ejercicios de respiración me van a frustrar pero son vitales. Intenta que sincronice mi respiración con la tuya.

4. Haz sugerencias suaves de cosas que podríamos hacer juntos para distraer mi pánico. (No me digas lo que necesito / debo hacer, y escucha cuando digo no a algo).

5. Por el pánico disociativo, recuérdame que esto ha sucedido antes y que también pasará. Siempre sucede, pero da miedo cuando pasa, así que cuéntame algunos datos divertidos sobre mí o nuestra vida juntos que me harán sonreír o reír.

6. Un sorbo de agua puede ser útil, pero no me digas que necesito comer o beber porque, confía en mí, voy a vomitar.

7. ¡Sigue respirando conmigo!

8. Si podemos irnos de donde estamos, llévame a casa.

9. Por favor se muy amable conmigo. No me sentiré como yo y estaré avergonzada. Sintiéndome culpable por haberte hecho pasar por esto, así que por favor no te frustres conmigo.

10. A veces, un abrazo realmente fuerte y grande me hará sentir segura.

11. ¡Ayudarme a respirar será difícil, pero es clave!

12. Si estoy realmente mal, llama por teléfono a mi madre, mi hermana o mi mejor amiga.

13. Dime que no pelee con esto, que es mejor dejar que pase. Cuanto más trate de controlarlo o intentes controlarlo, peor será.

14. ¡Empatiza conmigo! ¡Puede que no lo entiendas, pero me ayudas!

15. Una vez que pase (como horas más tarde), abre un diálogo conmigo sobre eso. ¿Cómo lo hiciste? ¿Qué podemos hacer la próxima vez?

Fotos: Twitter. 

pixel