Los santos incorruptibles

La Iglesia católica considera la incorruptibilidad cadavérica a determinados personajes, particularmente santos y beatos, como un signo milagroso de su santidad.