En Vivo

Así lo afirma un estudio del Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental en Carolina del Norte.

No son pocos los que se quedan dormidos con la televisión encendida. Ya sea porque estaban viendo una maratón de su serie favorita o simplemente porque no pueden conciliar el sueño si no hay algo haciendo ruido.

Lo cierto es que esta práctica no es saludable y en el caso de las mujeres las hace subir de peso. Por lo menos así lo afirma un estudio del Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental en Carolina del Norte y el cual fue publicado por Jama Internal Medicine.

Según la investigación, las mujeres que se quedan dormidas con la TV o luz prendida presentan un mayor riesgo de engordar hasta 5 kilos en un período de cinco años.

Para el estudio, el equipo de investigadores utilizó un cuestionario que se les realizó a 43.722 mujeres de entre 35 y 74 años de edad, donde se les consultaba si dormían: sin ningún tipo de luz, con un poco de luz nocturna, con luz afuera de la habitación o con una luz o la televisión encendidas en la misma habitación.

Los resultados del estudio arrojaron que las mujeres que dormían con la luz o la televisión encendidas en la habitación tenían un 17% más de probabilidades de ganar peso en el transcurso de cinco años.

“Los humanos están genéticamente adaptados a un entorno natural que consiste en luz solar durante el día y la oscuridad durante la noche”, dijo Chandra Jackson, una de las autoras de la investigación.

Según señaló la investigadora, la exposición a la luz artificial en la noche puede alterar las hormonas y otros procesos biológicos, “aumentando el riesgo de problemas de salud como la obesidad”.

Fotos: Shutterstock